Esto depende mucho de tu tipo de negocio, la complejidad de tus cuentas y el servicio que tu quieras, pero algunos de los factores que tienes...

Esto depende mucho de tu tipo de negocio, la complejidad de tus cuentas y el servicio que tu quieras, pero algunos de los factores que tienes que tener en cuenta son:

  • Pagar solo por lo que necesitas y no más, si tienes pocas facturas al mes de qué te sirve pagar més por un servicio en el que te van a contabilizar ellos las facturas o por asesoramiento ilimitado cuando no lo vas a usar.
  • Posibilidad de crecer dentro de la misma asesoría, asegurate de que aunque empieces con un plan básico la asesoría pueda ofrecerte todo lo que puedes ir necesitando conforme vaya creciendo tu negocio.
  • Poder hablar con tu asesor antes de contratar para ver si hay feeling.
  • Transparencia en los contratos, que quede claro qué entra y qué no.
  • Sin clausulas de permanencia, que te puedas ir cuando quieras,no hay nada peor que estar atado a una asesoría en la que ya no confías.
  • Si te ofrecen algo más que las demás, algún bonus o regalo. A igualdad de precio si una te regala un programa de contabilidad y facturación, cursos o cualquier otra cosa pues es un plus a tener en cuenta.